ARTICULO: El hospital del Tórax de Terrassa

hospital-del-torax-01

Fenómenos paranormales, ritos satánicos, suicidios, restos humanos,
actores y directores de cine como testigos privilegiados. El misterio y
la leyenda dejan huella en la mayoría de ciudades y pueblos de todo el
mundo, raro es el lugar donde no hay una casa supuestamente maldita o
un lugar concreto donde la leyenda está presente. En Terrassa tenemos
uno de esos lugares, concretamente en las a fueras de la ciudad, en la
carretera que va hacia el termino municipal de Matadepera, municipio
que colinda con Terrassa.

En la mayoría de casos es simplemente eso, leyenda,
pero hay otros lugares dignos de investigar, ya que aparentemente
ocurren fenómenos insólitos de lo más extraño.En los alrededores del
hospital tenemos varios lugares abiertos donde aún es posible la
entrada, además de una iglesia que se encuentra en ruinas y los
jardines del propio hospital, lugar que te pone los pelos de punta y
donde hubo numerosos suicidios años atrás cuando el hospital se
encontraba en pleno funcionamiento.

Datos del Hospital

Los internos que habían en el antiguo hospital del
Tórax de Terrassa provenían de las distintas comunidades autónomas, ya
que el hospital pertenecía al Ministerio de sanidad.

La lejanía parecía influir en el estado anímico de la
mayoría de pacientes que se sentían abandonados por sus familiares ya
que la distancia en ocasiones era mucha y la mayoría de ellos no podía
dejar su trabajo ni su vida cotidiana para estar al lado de sus
familiares enfermos, lo que para muchos internos suponía un estado
anímico depresivo que añadido a su estado físico de salud que en
ocasiones era terminal, les iniciativa al suicidio.Eran demasiado
habituales los suicidios en el hospital, superando con creces las
estadísticas de cualquier otro centro sanitario de la época.

Los internos se lanzaban al vacío desde las ventanas
de las últimas plantas, cayendo en el jardín trasero del hospital, el
cual habían apodado “la jungla” debido a los gritos que se solían
escuchar de la gente que se suicidaba y los de aquellos internos que
gritaban frases como “ya ha caído otro” u “otro que se a tirado”

Actualmente el hospital se encuentra en su mayor
parte cerrado, a la espera de las obras que en breve comenzarán, solo
está activo una parte donde la productora Filmax hace los rodajes de
algunas películas y otra ala, donde se encuentra la residencia para
disminuidos psíquicos profundos “La Pineda” que pertenece a la
Generalitat de Cataluña y tiene capacidad para 62 plazas resindenciales.

61.jpg

En la actualidad

Actualmente los rumores sobre sucesos extraños en el
interior del hospital y en sus alrededores son bastante comunes por
parte de aquellas personas que acuden a este antiguo hospital, bien sea
por asuntos de trabajo o por simple curiosidad, ya que la leyenda
forjada sobre el lugar es cada día más conocida fuera de
Cataluña.Algunas de las personas que aseguran haber experimentado
situaciones extrañas dentro del hospital son actores y gente
relacionada con el mundo del cine.

También algunos empleados aseguran escuchar voces y
ruidos que parecen provenir de la parte abandonada del antiguo hospital
y como no, aquellas personas que se acercan hasta sus muros para
realizar pruebas de tipo psicofónicas o simplemente curiosear en el
lugar.

Interior del hospital

Los fenómenos extraños que más cabida tienen dentro
del hospital según los testigos son, los ruidos extraños, una sensación
extraña en el ambiente, el cambio brusco de temperatura, el mal
funcionamiento de los aparatos de grabación y las cámaras fotográficas,
la aparición de sombras, etc..

En el antiguo hospital se han rodado escenas de
varias películas entre ellas ‘The Machinist’ , “Fragiles”, “Ouija” o
“Los sin nombres”

Brad Anderson, director de la película “The
Machinist”, la cual se rodó íntegramente en el hospital del Tórax,
asegura que es un lugar espeluznante.La verdad es que Anderson conoce
bien el lugar, ya que su anterior película “Sesión 9″ también fue
rodada en el antiguo hospital.

En la película “Los sin nombre” la filmación de la
autopsia de la niña desaparecida se realizó en el antiguo Hospital del
Tórax de Terrassa, en donde según cuentan algunos del equipo técnico,
ocurrieron fenómenos paranormales: ruidos extraños, cambios bruscos de
temperatura, etc. Según el director Jaume Balangueró, “los actores iban
al baño de dos en dos por que tenían miedo”.

Para el filme “Fragiles” Balagueró se inspiró en una
“historia mínima” que le contaron “que me hizo fabular y llenar la
cabeza de imágenes”, así como en su visita anterior al Hospital del
Tórax de Terrassa, cerrado hace varios años.

Algunos empleados del centro de disminuidos psíquicos
que está en la parte habilitada del hospital aseguran haber vivido
situaciones extrañas, como que el ascensor venga a la planta donde
están ellos sin que nadie los haya llamado o presenciar como aparece
humo y neblinas de la nada dentro de algunas habitaciones.También son
muchas las personas que han sufrido fenómenos extraños dentro del
hospital y que el lugar nada tiene que ver con su trabajo, simplemente
han entrado por curiosidad o para realizar grabaciones y fotografías.

Según cuentan estas personas dentro han vivido
situaciones de autentica extrañeza como realizar grabaciones de vídeo y
que luego las cintas aparezcan vírgenes, realizar fotografías y que la
mayoría luego no salgan o incluso llegar a sufrir anomalías con los
teléfonos móviles.

Pero sin duda el fenómeno más común en este hospital
es el relacionado con las anomalías en los aparatos y la sensación
extraña de sentirte acompañado, como si en el lugar hubiese mucha
actividad, aunque también cuentan los testigos otro tipos de
experiencias donde las sombras, visiones y fenómenos paranormales están
presente. Sin duda una de las personas que más veces a entrado en ese
hospital es Guti, el cual a sufrido numerosos altercados con sus
compañeros, lo que a provocado que en alguna ocasión hayan tenido que
salir corriendo del lugar.

ca-dario6

Exterior de hospital

En los alrededores del hospital del Tórax tenemos
lugares cargados de misterio, como la Iglesia abandonada, lugar donde
los grupos de corte satánico organizan rituales y donde las cámaras
fotográficas y aparatos de grabación en ocasiones parecen
descontrolarse y funcionar solo en determinados lugares.

También tenemos la casa del palomar, donde los
cambios bruscos de temperatura son bastante habituales y en alguna
ocasión se han descargado baterías y pilas que los curiosos llevaban de
recambio para sus aparatos.

La segunda casa es un lugar curioso, aunque quizás es
el lugar que menos sucesos extraños contempla a sus espaldas, quizás
por que casi siempre suele estar cerrada.

El último lugar de los alrededores del hospital a
destacar es sin duda los jardines de la parte trasera “la jungla” lugar
donde caía la gente que se lanzaba al vacío atentando contra su propia
vida y desde donde se oye según algunos testigos voces, gritos y
lamentos.

 

Asesinos: El Doctor Muerte

Harold Shipman – El Doctor Muerte

El médico británico Harold Shipman, conocido como “doctor muerte” ha aparecido colgado en su celda. Se encontraba en prisión condenado a cadena perpetua por el asesinato de quince pacientes, la mayoría ancianos, con inyecciones de heroína durante sus 23 años de carrera profesional.
Estaba considerado el mayor asesino en serie de la historia del Reino Unido. Tenía una apariencia afable y era padre de cuatro hijos. Una investigación oficial determinó que sus víctimas pudieron ser hasta 215 personas. Shipman, que este miércoles hubiera cumplido 58 años, fue hallado colgado en su celda y, a pesar de los esfuerzos por reanimarlo, fue declarado muerto.

El aspecto de Harold Shipman inspiraba confianza, pues era un médico de mediana edad, de pelo blanco, barba tupida, gafas de pasta oscura y mirada tranquila.

Era el mayor criminal en la historia del Reino Unido, y cumplía quince cadenas perpetuas por sendos asesinatos de pacientes suyos, aunque la cifra de víctimas podría elevarse a 270.
14 de enero. En la mañana de ayer apareció ahorcado en su celda de la cárcel de Wakefield (Inglaterra) el peor criminal de la historia británica. Harold Shipman, de 57 años y padre de cuatro hijos, apodado por la prensa “Doctor Muerte”, cumplía condena por quince asesinatos cometidos en las personas de pacientes que se confiaban a sus cuidados como médico de cabecera en el pueblo noroccidental inglés de Hyde, cerca de Manchester. Le entregaban en realidad sus últimos días de vida.

Estas 15 muertes sucedidas entre 1995 y 1998 son sólo las que se juzgaron en el año 2000. La magistrada del caso, Jane Smith, investiga otros 200 asesinatos cometidos por el “Doctor Muerte” a lo largo de su vida profesional en Hyde y en Todmorden (West Yorkshire). Se le podrían pues imputar un total de 171 mujeres y 44 hombres envenenados, sin descartar otros posibles 45 fallecimientos pendientes de ulterior examen.

El procedimiento siempre era el mismo. Shipman localizaba víctimas preferentemente ancianas y solitarias, y con su barba cana y aires de indefenso intelectual se ganaba su confianza como doctor amable, hogareño y cariñoso que se preocupaba por su salud. En su propia clínica les administraba una dosis elevada y letal de morfina y asistía al espectáculo cruel de los cinco minutos que tardaba en producirse su desgarrador fallecimiento. Luego falsificaba los informes certificando la defunción por causas naturales.

Se quedó con 386.000 libras de una de sus víctimas, si bien ése no era el móvil. El “Doctor Muerte” asistía a más de tres mil pacientes y su posición económica era desahogada.

La personalidad homicida

Nunca llegó a confesar sus delitos, así que nunca podrá saberse qué le llevó a cometerlos. Su ex compañero y forense John Pollar afirma que, en su opinión, “simplemente disfrutaba contemplando el proceso de morir y gozaba con el sentimiento de control sobre la vida y la muerte”.

Las autoridades penitenciarias británicas abrirán una investigación y no han confirmado todavía que se haya tratado de un suicidio. Estuvo vigilado preventivamente durante su estancia en las cárceles de Manchester y Frankland. Pero no en la actual de Wakefield, adonde llegó en junio, pues en palabras de su portavoz, “no había mostrado, en absoluto, tendencias suicidas. Se portaba con toda normalidad… No había ningún indicio de que esto fuese a suceder y él no había dado motivos para preocuparse”.

En 1976 se le condenó por hurtar fármacos que utilizaba como drogas. Entonces sí confesó su adicción, y que le producían un estado “deprimido y confuso”. Durante los últimos meses su mal comportamiento había obligado a las autoridades a cambiar su status y quitarle algunos privilegios: ya no disponía de televisor en la celda, y debía llevar uniforme penitenciario.

A lo largo del juicio la prensa pudo hacerse con algunas cartas personales de Shipman, y en ellas revelaba una acusada dependencia psicológica de su mujer, cierta tendencia hacia la autocompasión y se mofaba de los familiares de sus víctimas. Éstas no han lamentado en absoluto su desaparición, pero sí quedarse para siempre sin el magro consuelo de un porqué.

curiosidad:13 misterios inexplicables

1. El efecto placebo.
Pongamos un caso ficticio, el del paciente X. Varias veces al día, durante varios días, se le provoca dolor, que se controla con dósis de morfina. Hasta el último día del experimento. Esas 24 horas, sin que el señor X lo sepa, la morfina se sustituye por una solución salina absolutamente inócua. Parece increíble, pero dicha solución tiene el mismo efecto que la morfina y el dolor desaparece.
Es lo que se conoce como el efecto placebo. Antes de la llegada de los fármacos en el siglo XX, era el arma más potente de la Medicina contra la enfermedad. Excremento de cocodrilo, aceite de gusano, sangre de lagarto y hasta ser tocado por el Rey eran medicinas usadas entre el siglo XVI y el XIX. Desde la publicación, en 1955, del libro The Powerful Placebo de H.K. Beecher, se reconoció que el 35% de los pacientes con una amplia variedad de enfermedades podría ser tratada sólo con placebo. En estudios posteriores, se ha visto que puede funcionar en el 70% e, incluso, del 100% de los casos.
Nadie sabe todavía qué mecanismos intervienen en el efecto placebo. Algunos estudios sobre el dolor sugieren que reduce la ansiedad y facilita la liberación de endorfinas (sustancias químicas naturales parecidas a los narcóticos) en el cerebro, aunque son hipótesis todavía no confirmadas.

2. El problema del horizonte.
Nuestro Universo era extraordinariamente homogéneo, y la temperatura de la radiación de fondo es la misma en cualquier dirección que observemos. El hecho de que la temperatura sea homogénea no sería sorprendente de no ser porque entre los dos extremos del Universo hay una distancia de casi 2.800 millones de años luz, mientras que la edad del Universo es “sólo” de unos 1.400 millones de años. Teniendo en cuenta que nada puede viajar más rápido que la velocidad de la luz y la hipótesis de que hubo un instante inicial o big bang, el interrogante es: ¿cómo es posible que regiones físicamente desconectadas desde el “principio” del Universo estuviesen en estados físicos tan parecidos?
Esto es lo que se conoce como el “problema del horizonte”, uno de los mayores quebraderos de cabeza de los cosmólogos, que siguen sin dar con la solución.

3. Rayos cósmicos ultra-energéticos
Los rayos cósmicos son partículas que llegan desde el espacio y bombardean constantemente a la Tierra desde todas direcciones. La mayoría de estas partículas son núcleos de átomos o electrones. Algunas de ellas son más energéticas que cualquier otra partícula observada en la naturaleza. El misterio está en su alta energía. La teoría especial de la relatividad de Einstein dice que cualquier rayo cósmico que llegue a la Tierra desde fuera de nuestra galaxia habrá sufrido tantas colisiones que el máximo posible de energía que puede tener es 5 × 1019 eV.
Los rayos detectados desde hace una década por el observatorio japonés de Akeno están muy por encima de ese límite, con lo cual o los datos -tomados en diferentes ocasiones y siempre parecidos- están mal, o Einstein se equivocó.

4. Los resultados de homeopatía de Belfast
En 1810 el médico alemán Christian Friederich Samuel Hahnemann publicaba el “Organon, el arte de curar”, piedra angular de la homeopatía. El principal fundamento de la teoría se define en la ley de los similares (homeo- es el prefijo griego que designa igualdad) por la que una enfermedad se cura con la misma sustancia tóxica que la produce —de ahí que se llame ley de los similares-, pero a dosis infinitesimales. Los homeópatas disuelven esos venenos en etanol —lo que llaman tintura madre- y la diluyen en agua sucesivas veces, no importa cuantas, según ellos el remedio se “imprime” en las moléculas de agua. Tales disoluciones son la parte controvertida de la disciplina, puesto es posible que a esas concentraciones no haya ni una sóla molécula del principio activo en la solución homeopática. Sin embargo su efecto ha sido demostrado en numerosos estudios y se estima que un 15% de los médicos occidentales siguen esta línea.
Madeleine Ennis, farmacóloga de la Queen’s University de Belfast, ha sido siempre el azote de los homeópatas. Asegura que, a esas concentraciones, en los remedios homeopáticos no hay más que agua, por lo que químicamente no tiene sentido que funcionen. Sin embargo en su estudio más reciente Ennis y su equipo se llevaron un “pequeño” chasco: descubrieron que soluciones ultradiluidas de histamina funcionaban en un experimento con basófilos, unas células sanguíneas que actúan en la inflamación. La solución homeopática en la que probablemente no había ni una sola molécula de histamina funcionaba realmente como la histamina. Aunque Ennis se ha visto incapaz de explicar el porqué del efectivo funcionamiento y sigue mostrándose escéptica, ha asegurado que si los resultados son reales y la homeopatía no actúa como un placebo, habría que reescribir parte de los fundamentos de la física y de la química.

5. La materia oscura
No todo lo que existe en el universo es visible. Los astrónomos pueden detectar objetos que emiten o absorber luz o cualquier otro tipo de radiación electromagnética o que interactuan gravitatoriamente con otros objetos que podamos detectar .El término “materia oscura” alude a esta materia cuya existencia no puede ser detectada mediante procesos asociados a la luz, es decir, no emiten ni absorben radiaciones electromagnéticas.
Determinar cuál es la naturaleza de la materia oscura y en qué cantidad existe es el llamado ‘’problema de la materia oscura’’ o ‘’problema de la masa desaparecida’’, y es uno de los problemas más importantes de la cosmología moderna. La cuestión de la existencia de la materia oscura puede parecer irrelevante para nuestra existencia en la tierra, pero, el hecho de que exista o no la materia oscura, afecta el destino final del universo.

6. Metano en Marte
El 20 de julio de 1976 Gilbert Levin, uno de los ingenieros a cargo de las misiones de la NASA al planeta Marte, vio que la Viking que orbitaba el planeta rojo había encontrado emisiones de carbono-14 que contenían metano en el suelo del planeta, por lo que la conclusión debía ser obvia y muy relevante: hay vida en Marte.
Algo está ingiriendo los nutrientes, los está metabolizando, y después los expulsa a la atmósfera en forma de gas mezclado con carbono 14. Sin embargo, la NASA no se atrevió a afirmar con rotundidad el descubrimiento, porque otro instrumento de la Viking, diseñado para identificar moléculas orgánicas consideradas esenciales símbolos de vida no encontró nada, así que casi todos los científicos de la NASA decidieron declarar el hallazgo de la Viking un “falso positivo”. Pero , ¿lo era?
A día de hoy, los argumentos a favor y en contra siguen dividiendo a los científicos, aunque es cierto que los rovers que estudian el planeta rojo desde hace un año han encontrado pruebas de los descubrimientos de la Viking.

7. Tetraneutrones
Hace cuatro años, en un acelerador de partículas de Francia detectaron seis partículas que no deberían existir. Las llamaron “tetraneutrones”: cuatro neutrones unidos entre sí de una forma que desafía las leyes de la física.
Francisco Miguel Marquès ay sus colegas del acelerador de Ganil, en Caen, llevan desde entonces tratando de conseguri el efecto otra vez, pero hasta ahora no lo han logrado. Si lo repiten, estos “racimos” de átomos podrían obligar a los científicos a reconsiderar las fuerzas que mantienen unido el nucelo de los átomos.

8. La anomalía de las Pioneer


Esta es la historia paralela de dos naves espaciales. Una, la Pioneer 10, fue lanzada en 1972; la Pioneer 11 un año después. Ahora mismo, ambas deben estar en el espacio profundo, alejadas de la vista de cualquier ingenio humano, aunque sus trayectorias son demasiado fascinantes como para ignorarlas.
Y es que hay algo que ha estado “empujando” a las dos naves, provocando que aumenten su velocidad. La aceleración es pequeña, menos de un nanometro por segundo, pero es lo suficiente para hacer sacado a la Pioneer 400.000 kilómetros de su trayectoria inicial. La NASa perdió contacto con la Pioneer 11 en 1995, pero todo hace indicar que podría estar “sufriendo” el mismo proceso que su hermana gemela, y estaría muy fuera de su rumbo en algún lugar del espacio. ¿Y qué causa este desvío? Por el momento, nadie lo sabe.

9. La energía oscura
Este es uno de los mayores problemas de la física. En 1998, un grupo de astrónomos descubrió que el universo se está expandiendo a más velocidad que nunca. Esto siginifica que la velocidad a la que una galaxia distante se aleja de nosotros aumenta con el tiempo.De ser correcta esta teoría, el resultado último de esta tendencia sería la imposibilidad de seguir viendo cualquier otra galaxia. Esta nueva teoría del fin del Universo ha recibido el nombre de Gran Desgarramiento o, en inglés, Big Rip.
Es un efecto para el que todavía se investigan las causas, aunque una de las sugerencias puede ser que esté motivado por la “energía oscura”, una forma hipotética de energía que permea todo el espacio y que produce una presión negativa, resultando en una fuerza gravitacional repulsiva. La energía oscura puede dar cuenta del universo en expansión acelerada, así como de una significativa fracción de su masa.

10 El acantilado de Kuipper
SI alguien viajara a la zona del sistema solar externa a las órbitas de Neptuno y Plutón, se encontraría algo muy extraño. De repente, tras cruzar el cintutón de Kuiper -lleno de objetos pequeños como asteroides helados y cometas- no hay nada. Los astrónomos lo llaman el “acantilado de Kuiper”, porque la densidad de objetos cae espectacularmente.
La pregunta es qué ha causado este brusco cambio, y la única posible respuesta parece ser la existencia de un décimo planeta del Sistema Solar, lo suficientemente grande como para haber atraído a todos esos cuerpos hacia su órbita. De momento, sin embargo, nadie ha conseguido aportar ninguna prueba de la existencia de ese planeta X.

11. La señal “wow”
La señal tuvo una duración de 37 segundos, y venía del espacio exterior. El 15 de agosto de 1977 el astrónomo Jerry Ehman, de la Universidad de Ohio State (EEUU), recibió una señal del radiotelescopio de Delaware. Al ver la transcripcción de la señal, Ehman escribió al lado la palabra “wow1″. 28 años después, nadie ha conseguido dar una explicación a qué o quién emitió dicha señal.
La radiación provenía de la dirección de Sagitario, y de un ámbito de frecuencias de unos1420 megahertzios. Estas frecuencias forman parte del espectro de radio en el que todo tipo de transmisión está prohibida, por un acuerdo internacional. La estella más cercana en esa dirección está a unos 220 años luz, así que si la señal provenía de allí, la tuvo que causar o bien un acontecimiento astronómico de enorme potencia. ¿O quizá fue una civilización alienígena con un transmisor de gran potencia?

12. Constantes no tan constantes
En 1997 el astrónomo John Webb y su equipo de la Universidad de Sidney analizaban la luz que llegaba a la tierra procedente de quasars muy lejanos. En su viaje de 1.200 millones de años luz, la luz había atravesado nubes interestelares de materiales como hierro, níquel o cromo, y los investigadores descubrieron que la los átomos habían absorbido parte de los fotones de la luz procedente de los quasars, pero no los que habían esperado.
Si las observaciones son correctas, la única explicación vagamente razonable es que una constante de la física, llamada la “fina estructura constante” o “alpha” cambia de valor cuando pasa a través de estas nubes interestelares. Los científicos siguen investigando.

13. La fusión fría
En 1989 dos investigadores de la Universidad de Utah (Estados Unidos), Martin Fleischmann y Stanley Pons, desencadenaron la fusión nuclear en una probeta. Sostenían que era posible realizar procesos de “fusión fría” usando como catalizador un bloque metálico de paladio. En los siguientes 10 años, fueron miles los científicos que trataron de volver a lograr los mismos resultados, aunque sin éxito. Todavía hoy sigue la polémica, aunque son muchos los que sostienen que los resultados de Fleischmann y Pons fueron fruto de un error experimental.

fuente: emisterios.com

ARTICULO: La eugenesia

Eugenesia

La eugenesia clásica se basaba en la selección artificial…

Aunque ya Platón introdujo el concepto de eugenesia en su obra “La República”, no fue hasta 1865 cuando fue formulada por vez primera por Sir Francis Galton, recurriendo al trabajo de su primo Charles Darwin. La eugenesia (término derivado del griego ‘bien nacido’ o ‘buena reproducción’) es la rama de la manipulación genética que estudia el mejoramiento de las cualidades no deseables de la especie humana. Con ello se persiguen varias metas, desde la creación de personas más sanas e inteligentes, al ahorro de los recursos de la sociedad o el alivio del sufrimiento humano.
[/size]

Los medios antiguamente propuestos para alcanzar estos objetivos se centraban en la selección artificial, mientras los modernos se centran en el diagnóstico prenatal y la exploración fetal, la orientación genética, el control de natalidad, la fecundación in vitro y la ingeniería genética.
El Lado Oscuro de la Eugenesia
Durante la historia, la práctica de la eugenesia se ha reflejado en la limpieza étnica, promovidas generalmente por el estado, así como en la esterilización de personas con discapacidad intelectual, delincuentes, pobres o enfermos mentales. Los primeros eugenesistas estaban más preocupados con los factores observables de la inteligencia que a menudo se correlacionan fuertemente con la clase social. Muchos eugenesistas se inspiraron en la cría selectiva de animales (donde se suele trabajar para lograr pura razas) como analogía para la mejora de la sociedad humana.
En Escandinavia, dirigentes políticos y genetistas aplicaron medidas de esterilización forzada porque temían que el Estado Providencia en ciernes impulsara a los “inaptos” a reproducirse. Entre 1934 y 1975, 63.000 personas, de las cuales 90% eran mujeres, fueron esterilizadas autoritariamente en Suecia, y 48.000 en Noruega. Los genetistas y políticos británicos y neerlandeses recurrieron, en cambio, a programas “voluntarios”, pero procediendo a una segregación masiva de los “retrasados mentales”. En Estados Unidos, en torno a 60.000 afroamericanas fueron esterilizadas a la fuerza entre 1907 y 1960 por motivos racistas.
Pero la experiencia más traumática la encontramos en Alemania, donde los nazis pusieron en práctica su ideología racial, por lo que decidieron deshacerse de aquellas razas que ellos consideraban inferiores (6 millones de judíos, 800.000 gitanos…) y ejecutando un programa médico denominado Aktion T4 en el que se eliminó o esterilizó a 275.000 personas, entre impedidos, enfermos mentales y homosexuales.

VIDEO: gatito de dos cabezas

El gato de las dos caras

Nace en Badajoz un gato hembra con dos caras en la misma cabeza. Felisa Pachón es la dueña del recién nacido y de la madre, Rosa, una gata de unos ocho años de edad a la que le costó bastante parir al que ha sido el único ejemplar de la camada. Este sorprendente gatito tiene 24 horas de vida y su dueña lo alimenta con leche por el hocico derecho porque la madre no ha querido darle de mamar, tal y como contó la propia Felisa.